Reseña Alas, Aprilynne Pike

19 marzo 2012

Hola holaaaaaaaaaa

Empezamos el lunes con la reseña de una novela a la que tenía muchísimas ganas, pero que no ha cumplido con las espectativas que tenía puestas en ella. Veamos qué os parece mi reseña y si aquellos que hayáis leído la novela estáis de acuerdo conmigo.

Alas
Autor: Aprilynne Pike
Editorial: Puck (Ediciones Urano)
ISBN: 978-84-96886-20-9
Páginas: 284
Edición: Tapa blanda con solapas
Idioma: Castellano
Sinopsis:

Al cumplir quince años, Laurel descubre que es un hada enviada a vivir entre los seres humanos para proteger la puerta de entrada al reino de Avalon.

Empujada al centro de una centenaria lucha entre las hadas y los trolls, tendrá que escoger entre su amistad por un humano o la poderosa atracción que siente por alguien de su misma raza. 

En este extraordinario relato de magia, intriga y romance, todo lo que creías saber acerca de las hadas cambiará para siempre.



La vida de Aprilynne Pike ha girado en torno a los cuentos de hadas desde que era una niñacon una imaginación hiperactiva. Cuando no está escribiendo, le gusta pasar el tiempo leyendo, cantando o trabajando con madres embarazadas como comadrona y doula. En la actualidad vive en Arizona con su marido y sus tres hijos.


Alas es una novela que tenía ganas de leer desde hace tiempo. Las hadas siempre me han atraído muchísimo, así que esta quería que fuese una lectura obligatoria para mi, por lo menos para descubrir un poco más sobre estos seres mitológicos que tanto me gustan.

Lo único malo es que no me he encontrado con la historia que yo esperaba, quizás es que esperaba demasiado de ella o que me la imaginaba aun siendo una novela juvenil, con algo más que con lo que me he encontrado. A lo mejor soy demasiado exigente, pero para demostraros un poco de lo que hablo os explicaré de qué trata Alas.

Su protagonista, Laurel, es una chica de quince años practicamente perfecta en todos los sentidos: guapa, con un cuerpo estupendo, inteligente, simpatica… algo que podemos considerar lógico si tenemos en cuenta que no es una humana, sino una hada destinada a vivir entre los humanos para cumplir con una misión. En su primer día de instituto conoce a David, el chico más guapo de todos, que decide acercarse a ella sin pensárselo dos veces.

Y sí, tengo que decirlo, todo empieza en clase de biologia y me ha recordado tanto a Crepúsculo, que a veces en lugar de pensar en David pensaba en Edward y ya la teníamos liada… pero bueno, volviendo a Alas, la relación que mantienen ambos me ha parecido demasiado premeditada, no se, le ha faltado algo para que pareciera una verdadera relación y eso me ha fastidiado bastante. 

Una vez ya nombrado a David tengo que hablar de él, pues me resulta inevitable señalar que el pobrecillo tiene una falta de carácter y de personalidad increíbles. Según mi punto de vista, siendo uno de los protagonistas debería estar muchísimo más desarrollado como personaje de lo que está, pues para mi ha resultado ser demasiado plano para decir que junto con Laurel es uno de los protagonistas, aunque ella tampoco es que reluzca demasiado, pero algo más hace.

-Tú decides –dijo con suavidad-, pero hagas lo que hagas, te ayudaré. –Le colocó la mano en la nuca y ella contuvo la respiración-. Seré lo que quieres que sea. Si quieres al loco de la ciencia para que te dé respuestas, soy tu hombre; si sólo quieres un amigo que se siente a tu lado en clase de biología y te anime cuando estés triste, también soy tu hombre. –El pulgar se deslizó desde el lóbulo de la oreja a la mejilla-. Y si quieres a alguien que te abrace y te proteja de cualquiera que quiera hacerte daño, te prometo que soy tu hombre. Pero tú decides –le susurró.

La parte mágica de la historia sucede cuando a Laurel de repente le aparece un bulto en la espalda que resulta ser una preciosa flor. Este tema si se hubiese tratado mejor me habría encantado, pero el hecho de que escondiera una flor enorme en la espalda con un pañuelo me ha parecido poco creíble, porque encima Laurel no empezara a chillar histérica o por lo menos a tener una reacción lógica por su parte al notar que le había florecido una flor en la espalda, porque vamos a ver, a mi por lo menos no me crece una todos los días.
Para cerrar este casi triángulo amoroso y digo casi porque me ha parecido al igual que la relación entre David y Laurel, algo demasiado plano y superficial, aparece Tamani. Este es el que se habría convertido en mi personaje favorito si la autora le hubiese conseguido llevar por el buen camino, pero claro, tampoco ha sido así. 

Para mi gusto, le ha faltado perfilar muchísimo a los personajes, y con ello la historia a decaído bastante, pues no es que sea mala, es más, la novela no me ha encantado pero tampoco es que me haya  disgustado, simplemente creo que tenía demasiadas espectativas puestas en ella y al final me las he comido con patatas, pues ha resultado ser más infantil de lo que creía en un principio. 

3/5


Nos leemos!!



3 comentarios:

  1. Me gustan las hadas y en general los libros que tienen esa especie de toque de magia y fantasía , pero por lo que leo en tu reseña tengo que cambiar mi perceptiva de lo que puedo encontrar en este libro , una lastima , como lo de David y la flor , yo me acojonaria y mucho .

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mmm me atraía el libro pero no estaba segura...
    y viendo tu reseña quizá espere...que tengo demasiado acumulado.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me llama la atención desde hace tiempo. O.o Meyer nos ha traumatizado con Crepúculo xD lo vemos en todos lados jajaja

    Lástima que no termine de cuajar la historia.

    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).