Reseña Fue un beso tonto, Megan Maxwell

12 abril 2012

Hola holaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Os traigo una nueva reseña de una de mis escritoras de romántica favoritas que no es otra que Megan Maxwell *o*


Fue un beso tonto
Autor: Megan Maxwell
Editorial: Versátil
ISBN: 978-84-92929-22-1
Páginas: 253
Edición: Rústica con solapas
Idioma: Castellano
Sinopsis:

Un «chick-lit» ibérico, lleno de frescura, sensualidad y fuerza, mucha fuerza.
 
«Esta novela reúne varios requisitos para pasar varias horas entretenidas: dos chicas de un barrio madrileño que son policías y dos médicos escoceses adinerados que se conocen después de un operativo especial. Si a eso le añadimos, una madre estirada que se cree Dios vestida de Chanel y una abuela con su mejor amiga que son la caña, ya tenemos el cóctel perfecto para divertirnos.


Acostumbrada como estoy a los soplos de aire fresco que me aportan las novelas de Megan Maxwell, en esta también he encontrado todo lo que andaba buscando para leer en semana santa. Olga y su mejor amiga Clara son dos inspectoras de policía de lo más independientes; al no tener ataduras, viven la vida como les viene, sin preocuparse por las posibles consecuencias de sus actos ya que las únicas que van a sufrirlos son ellas mismas.

Como siempre, además de la historia en sí, los personajes son de lo mejorcito. La abuela de Olga: Pepa y su mejor amiga Maruja, protagonizan los momentos más divertidos de la novela, es imposible no reirse a carcajada limpia de los comentarios que sueltan por ese piquito de oro estas dos señoras. 

Pero lo mejor de todo, el beso tonto, empieza por un operativo policial. Olga y Clara deben acudir como infiltradas a una fiesta para tener bien vigilado al señor Walter O'Connors, el fundador y dueño del hospital O'Connors. En estas, que Olga, que no puede estarse quietecita, ayuda a desprenderse de una petarda a un pedazo de hombretón (Alex *o*) dándole un beso que cambiará la vida de ambos para siempre.

Pero es que Alex no es alguien de un solo beso, (algo que Olga comprobará al poco de ayudarle), ni tampoco es quien parece ser. Alex es un importante neurocirujano, (vamos que le sale dinero hasta por las orejas), pero además es un hombre divorciado que al igual que Olga, se encuentra sin ataduras dispuesto a arriesgarlo todo... ¿por ella?

Megan consigue crear de lo que puede parecer una historia de amor de lo más normal, una verdadera maravilla en la que el amor, la diversión, la pasión, la traición y los celos, pueden encontrarse a partes iguales creando una mezcla explosiva de la que es imposible desengancharse hasta el final.

Sin lugar a dudas, nos encontramos ante una novela indispensable para los amantes del género romántico.

4/5

Nos leemos!!








2 comentarios:

  1. Nunca he leído nada de la autora pero sus libros tienen pinta de ser divertidos. Desde luego, esta novela tiene pinta de ser muy entretenida y veo que te ha gustado.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Biennnnnnnnnnnnnnnn... como me gusta saber que te ha gustado y te lo has vuelto a pasar bien con otra de mis novelas. Bueno ¡¡¡pues ya conoces al Doctor Pichón!!! jajajaja. Besos y gracias por la maravillosa reseña.

    ResponderEliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).