Reseña El despertar de la señorita Prim, Natalia Sanmartin Fenollera

23 mayo 2013

Hola holaaaaaaaaaaaaaa

Aquí vengo con la reseña de un libro que no ha acabado de cuajar tanto como me habría gustado, pero bueno, ya sabemos que no siempre nos va a gustar todo lo que leemos.

El despertar de la señorita Prim
Autora: Natalia Sanmartin Fenollera
Editorial: Planeta
ISBN: 978-84-08-05987-5
Páginas: 352
Edición: Rústica  con solapas
Sinopsis:

Atraída por un sugestivo anuncio, Prudencia Prim llega a San Ireneo de Arnois, un pequeño lugar lleno de encanto cuyos habitantes han decidido declarar la guerra a las influencias del mundo moderno. La señorita Prim ha sido contratada para organizar la biblioteca del Hombre del Sillón, un hombre inteligente, profundo y cultivado, pero sin pizca de delicadeza. Pese a las frecuentes batallas dialécticas con su jefe, poco a poco la bibliotecaria irá descubriendo el peculiar estilo de vida del lugar y los secretos de sus nada convencionales habitantes.

Narrado con ingenio, brillantez e inteligencia, El despertar de la señorita Prim nos sumerge en un inolvidable viaje en busca del paraíso perdido, de la fuerza de la razón y la belleza y de la profundidad que se esconde tras las cosas pequeñas.




http://fotos.todoliteratura.es/noticias/43/fa/7f/58/816.th_max.jpg

Natalia Sanmartin Fenollera es periodista y ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en el ámbito de la información económica. Licenciada en derecho por la ULC, es Máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo de El País y la UAM y cuenta con un PIDD por la Escuela de Negocios ESIC. Ha estado al frente de las secciones de <<Cinco Sentidos>> y de <<Vida Profesional>> en el diario económico Cinco Días, donde actualmente es jefa de <<Opinión>>.

El despertar de la señorita Prim es su primera novela. Sus derechos han sido adquiridos en Italia, Alemania, Francia, EE.UU,  Canadá, Reino Unido y en Polonia.



Hay veces en las que un libro, por mucho que lo intentas y por muy bueno que sea no consigues que te emocione o que te llegue como debería. En ocasiones es que no es el momento adecuado, otras que directamente ese libro no está hecho para ti, aunque en este caso me decanto por la opción de que quizás, en otro momento me habría gustado mucho más y lo habría disfrutado como se merece, es por eso que me sabe hasta mal el escribir esta reseña, pues la que tiene la culpa en esta ocasión del resultado soy yo, no la novela.

El despertar de la señorita Prim es una novela repleta de detalles, con una lenta historia con la nombrada señorita Prim como protagonista y el misterioso hombre del sillón, pero bien perfilada y con acertadísimas citas de libros de clásicos de la literatura, que van desde la mismísima Jane Austen a Dante Alighieri, entre muchos otros.
-Mi querida Prudencia, no haga usted trampas –replicó el hombre del sillón mientras probaba un trozo de la masa de la niña, que se había sentado en su regazo-. Ya le he dicho que no discuto el hecho de que no exista en el mundo un hombre como Darcy, lo que yo discuto es que el personaje de Darcy represente a un hombre perfecto. La novela, seguro que lo recordará, se llama Orgullo y Prejuicio porque el señor Darcy es orgulloso y la señorita Elizabeth Bennet tiene prejuicios. Ergo, señorita Prim, Darcy no es perfecto, porque el orgullo es el mayor de los defectos de carácter y un hombre orgulloso es profundamente imperfecto.

El hecho de que en la novela se hable de personajes como el señor Darcy y su supuesta perfección en uno de los muchos debates que se plantean en el libro ha conseguido sacarme más de una sonrisa y es por ello por lo que no podía dejar pasar este libro y por lo que me sienta mal el no haberme gustado tanto y por lo que me he convencido a mí misma de releerlo en un futuro a ver si cambia mi opinión.

Otro de los puntos bien definidos y que me han gustado de la novela es San Irineo, el pueblo al que va la señorita Prim a través de un anuncio en el que mencionan ir en busca de una bibliotecaria de lo más especial: con un espíritu femenino que no se encuentre subyugado por el mundo, sin experiencia laboral ni titulaciones, algo de lo que por desgracia, la señorita Prim tiene en abundancia. San Irineo es un lugar que funciona con su propio ritmo, no sigue los estandartes de la sociedad actual. Es más bien un ambiente de pueblo, rural, como los de antes, algo difícil de encontrar hoy en día.

El despertar de la señorita Prim es un libro que te hace apreciar los pequeños detalles de las cosas, una lectura ágil, entretenida y de lo más singular, que a pesar de tener un final más bien abierto, al ser un libro único no te deja con esa sensación de vacío por no acabar una historia y es que estoy convencida de que quizás, seguramente te deje con ganas de más.

 

3/5





Nos leemos!!


Muchas gracias a Planeta por el envio del ejemplar

7 comentarios:

  1. Hola Wendy.
    Me llaman la atención las historias que transcurren en lugares pequeños, ya sean pueblos o islas. Le dan un entorno más íntimo. Más acogedor...Le imprime su propio ritmo a la novela y eso me gusta mucho.
    Tendré en cuenta esta novela para futuras lecturas.
    Felicidades por esta preciosa reseña.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No parece estar mal, a ver si lo leo pronto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!
    Pense que gustaria mas, aun asi me llama, tiene algo que me apetece leerlo.
    Gracias por la reseña.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!!!!!

    A mi el final me mató un poco jajaja Pero por lo demás me gustó bastante :D No es un libro quizás para todo el mundo, pero sí una buena lectura en general :) Lastima que no lo hayas disfrutado del todo :( Pero bueno, a veces no es el libro adecuando ^^

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  5. Tengo ganas de leerlo, todas las reseñas que voy viendo lo ponen fenomenal!
    Además la portada es una monada =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. A mi los continuos debates teológicos me han traído de cabeza con este libro.
    Besos.

    ResponderEliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).