Reseña Quiérome Mucho, Regina Roman

13 junio 2013

Hola holaaaaaaaaaaaaa

La reseña de hoy es sobre una novela de la que he hablado mucho últimamente en el blog, más que nada porque hace poco hice la semána temática sobre su autora jiji


http://4.bp.blogspot.com/-986dtlSFKas/UYrTUVHbj0I/AAAAAAABFqQ/O1W5q4_cZkk/s1600/quierome_mucho.jpgQuiérome Mucho 
Autora: Regina Roman
Editorial: Versátil
ISBN: 978-84-92929-89-4
Páginas: 292
Edición: Rústica con solapas
Temática: Romántica contemporánea
Sinopsis:

NO LEER EN PÚBLICO: PROVOCA ATAQUES INCONTROLADOS DE RISA.

Vamos a ver, ¿qué hay de malo en ser demasiado servicial? ¿Y en estar siempre dispuesta a echar una manita? ¿Acaso no es bonito tener siempre en la punta de la lengua un “Tranquila, que eso ya lo hago yo”? Pues eso, que te puedes encontrar por el camino con aprovechados desaprensivos que te exprimirán como un limón.

Marina es una chica lista, pero tiene un gran problema: es incapaz de decir no. Y para colmo se topa con Adela que peca de lo mismo, añadida su encarnizada lucha contra los kilos de más.

¿Conseguirán estas chicas espabilar y abrirle una puerta al amor que llama con insistencia?

Carcajadas, amor, y altas dosis de felicidad en la nueva comedia romántica de Regina Roman.


http://3.bp.blogspot.com/-91OyVGKwQgY/Tpwg6AP0eDI/AAAAAAAAAtQ/oREmCnk1zGc/s1600/regi.jpg

Regina Roman es malagueña de nacimiento, mediadora familiar por convicción, actriz por pasión y escritora por vocación. Ya desde bien pequeñaja empezó a narrar las peripecias de las mujeres que la rodeaban, buscando el amor o escapando de él.

Considera que uno de los mayores logros de su vida ha sido hallar respuesta a la pregunta “Cómo ser feliz y no morir en el intento”. Así que desde entonces se dedica a explicárselo a los demás, ya sea a través de sus libros, de los programas de televisión en los que colabora o de las conferencias que imparte sobre el poder terapéutico de la risa.

Ama las historias románticas con finales felices. Y eso es lo que encontrarás en sus novelas: píldoras de felicidad que te ayudarán a enfrentar cualquier problema con una sonrisa.

Regina ejerció durante muchos años como abogada, pero colgó la toga y ahora se dedica a la mediación familiar, profesión que compagina con la de escritora y actriz. En este campo destaca su papel protagonista en largometraje “Behaviors”, el de actriz de reparto en serie “Arrayán” (Canal Sur TV) y “40ñeras, la serie” (TV) que empezará a emitirse el próximo 15 de mayo. También es colaboradora en el programa Tiene Arreglo (Canal Sur TV).

Ejerce de moderadora en el Club de lectura Forum Fnac (Marbella) y da charlas y conferencias sobre el maltrato psicológico, la envidia, el poder terapeutico de la risa, la capacidad para ser feliz…



http://2.bp.blogspot.com/-Rm2yICnDonU/T9t2L9bHXBI/AAAAAAAADDo/78k1iMjtfSY/s1600/del+suelo+al+cielo.jpgEs un secreto contado a voces que estaba como loca por tener entre mis manos la nueva novela de Regina Roman y el hecho de que esté enamorada de su portada, yo diría que también. Creo que nunca superaré mi amor por las portadas bonitas y esta es una de las que más me gustan, un olé por Versátil y sus portadas.

Quiérome Mucho es una novela que he leído casi del tirón sin apenas darme cuenta. También es cierto que esperaba algo más en el sentido de que todavía tengo un poco de ñoñería en el cuerpo y me habría gustado ver más amor en el ambiente y que espero ver próximamente, a ver si es posible y que a Regina le entren de repente unas ganas locas de seguir escribiendo esta historia (indirecta), pero es que lo que llega a pasar Marina, pobrecilla, no tiene desperdicio.

Marina Valdemorillos es lo que viene siendo un cacho de pan tamaño XXXXL. Es una chica sencilla como pocas, de las que le exigen poco a la vida, viviendo en su apartamento con su gatita Berta sin dar problemas a nadie.
-Se le cae la baba a la muy ladina.

-Hija, como a todas. –Marta apareció de detrás de la estantería que hacía las veces de tabique-. Por cierto, Adela, tu faja es la única que no he oído caer al suelo todavía, por mor del guaperas.

-¿Y por qué tendría que caerse? –Noté que los ojos de mi amiga no brillaban, estaban mate.

-Desde que JJ se incorporó a la plantilla, los pasillos de esta gestoría se cubren con las bragas y tangas del personal femenino –continuó Marta con sarcasmo-. ¿Es que te han inmunizado?

http://3.bp.blogspot.com/-GzII66_9g-A/TWGAuvMpbrI/AAAAAAAABVk/ubBM4uN919c/s200/4577089711_a943d80b12.jpgSu nivel de bondad, de buena persona y sus ganas por ayudar y estar por los demás antes que por ella misma superan los niveles de lo que podría considerarse lo estrictamente normal. ¿Y qué es lo que consigue con ello? Pues que se aprovechen de ella los muchos buitres que llega a encontrarse en su vida, pues si hay algo que le cuesta decir es la palabra NO, y muchas veces, esa palabra es capaz de darle un giro de 360º a su vida. 

Pero si hay alguien que puede llegar a tener un carácter parecido a Marina esa es Adela y como no, estas dos buenazas acaban las juntas en un mismo sitio. Adela tiene más complejos que Marina y carga con problemas mucho más gordos y asesinables como es un problema enorme de autoestima, otro de peso y otro en forma de persona aprovechada.
 
-¡Vamos, mamita! ¡Es sábado por la noche, tiempo de mover la cadera! No irá a desirme que tiene otra sita…

¿Sería imbécil el muy cretino? ¿Tan imposible era que otro se le hubiese adelantado? Sacudí la cabeza para alejar el pasmo y la mala uva, pero Adela me pisó el improperio que estaba a punto de soltar.

-No, claro que no, ¿verdad que no, Marinita?

¡Por Dios, parecía una chiquilla indigente en medio de una juguetería! ¿Qué se supone que debía hacer yo? ¿Aguarle la fiesta? No, claro que no.

Pero si hay algo que me gusta en una novela es que no peque de personajes planos, pues además de estas dos señoritas, también hay más personajes que tomarán un papel importante en ella, pero que no me voy a poner a explicar todos porque al final acabaría por destriparos la novela: La bruja de Tati, Marta (¡me encanta!), Juan, Roman, Filiberto (cada vez que aparecía este personaje me reía sola xD), Pepecharlie… 

Quiérome Mucho es una novela que nos transmite un mensaje muy claro y que tiene una moreleja como un cuento con la que más de uno, entre los que me incluyo estaréis completamente de acuerdo. 

Una historia que podría sucederle a cualquiera, con sus amores, desamores, sus buitres aprovechados, sus estoteloapañoyo.com y sus cachos de pan andantes, una novela que hace que se te pase el tiempo volando y que te dejará con ganas de más, eso seguro.


 4'5/5






Nos leemos!!



Muchas gracias a Versátil por el envio del ejemplar

9 comentarios:

  1. Me gusta. Además creo que Regina es una chica estupenda. Tengo ganas de conocerla. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. He leído cosas de ella, pero no termino de animarme en leerlo.

    Muy buena reseña :)

    Besos

    Poppy Pots♥Petites Lettres d'Amour

    ResponderEliminar
  3. Este libro seguro que me gustara, sera de los próximos que coja al menos que me anime algo ^^

    Besitos cielote

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta genial! Me la apunto! :D

    Besootees

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    A mí me pasa igual con las portadas *.*
    Parece que está muy bien, así que apuntado queda ;)
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  6. la verdad es que pinta mu bien, la verdad es que me he leído libros muy "pesados últimamente" y creo que este me resultará ameno.

    Un beso y gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que te haya gustado tanto el libro. Yo, de momento, sigo con mis ganas de leerlo. Realmente tiene una pinta estupenda :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Tengo el libro fichado desde que vi la portada, pero luego de leerte, pues tengo aún más ganas de hacerme con él, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo le voy a plantar un suspenso como una casa ajajajajaj

    ResponderEliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).