Reseña Daringham Hall. La herencia, Kathryn Taylor

30 noviembre 2015

Hola holaaaaaaaaaaaaaaa

Aquí os traigo la reseña de una novela de la que lamentablemente esperaba mucho más >_<

Daringham Hall. La herencia.Daringham Hall
La Herencia
Autora: Kathryn Taylor
Editorial: Ediciones B
ISBN: 978-84-666-5725-9
Páginas: 400
Edición: Tapa blanda con solapas

Sinopsis:

Campiña inglesa, en la actualidad. La idílica vida familiar de Daringham Hall da un vuelco inesperado cuando Ben Sterling, un empresario estadounidense de software y perfecto desconocido, se presenta en la mansión clamando ser su heredero. Pronto se descubre que, detrás de esa verdad, se esconde un inquietante espíritu de venganza.

Su decisión, sin embargo, se ve alterada por una inoportuna pérdida de memoria y una repentina pasión por Kate, la veterinaria de la familia, quien le dará una perspectiva completamente nueva sobre Daringham Hall y sus moradores.

Pese a todo, ¿seguirá Ben con sus planes de venganza, o dará una segunda oportunidad a su recién descubierta familia?

 

Kathryn Taylor comenzó a escribir siendo una niña y publicó su primer cuento a los once años. Ya entonces supo que algún día sería escritora. Pero no fue hasta su vida laboral y privada dio varios giros cuando pudo finalmente cumplir su sueño. Con su serie de novelas eróticas Colours of Love no solo logró ganarse el entusiasmo de miles de lectores en Alemania y en el extranjero, sino que alcanzó el segundo puesto de la prestigiosa lista de best sellers de Der Spiegel. Con Daringham Hall: La herencia inicia una nueva trilogía llena de secretos, dispuesta a consolidarse como una de las voces más versátiles de la ficción comercial alemana.



Tenía curiosidad por leer esta novela desde que conocí de su existencia. Simplemente tenéis que imaginaros que en una novela romántica contemporánea han introducido las mejores características de una histórica para total deleite de los amantes de ambos géneros. También es un punto a su favor que los tres libros que componen la trilogía vayan a ser publicados muy seguidos, ya que eso ayuda a que si el libro tiene un final abierto, nadie se quede sin uñas esperando sus continuaciones.

El problema viene debido a que quizás fui yo, que empecé la novela con demasiadas ganas, o puede ser que esperase demasiado de ella, pero mi verdadera decepción vino cuando leía y leía y a medida que seguía, me daba cuenta de que la novela no conseguía cumplir con mis expectativas. Es más, me llegaba a resultar demasiado predecible e incluso aburrida en algunos momentos.

—La intención era impresionarte. —Buscó su mirada mientras deslizaba el pulgar por sus dedos—. Pero es bastante difícil, ¿no?

«En tu caso no», pensó ella, y tragó saliva. Había perdido de vista el mundo e iba en caída libre, a juzgar por el retortijón que sentía en el estómago. Así que bajó la cabeza y retiró la mano.

—No necesitas impresionarme —dijo con frialdad, y empezó a recoger los platos. Luego se levantó y llevó presurosa la vajilla a la cocina, para distanciarse de él urgentemente. Le temblaban tanto las rodillas que se agarró a la encimera y respiró hondo para calmarse. Pero no sirvió de nada porque Ben fue tras ella. La agarró de los hombros y la hizo volverse.

—Kate... —Su voz grave sonaba seductora, suplicante, y de pronto ella ya no tuvo fuerzas para seguir resistiéndose y se dejó llevar.

La Herencia gira entorno a la siguiente situación: Ben Sterling, un empresario americano, acude a Daringham Hall para reclamarla como su herencia. Pero nada le sale como tiene planeado cuando pierde la memoria y su situación se vuelve mucho más complicada, delicada y comprometida de lo que parecía en un principio. Allí conoce a Kate, una veterinaria que le hará cambiar su mentalidad sin siquiera pretenderlo. Y claro, diciendo que esta es una novela romántica y habiéndoos presentado a los protagonistas, uno ya puede imaginarse lo que puede salir de ahí (insertar una risa pervertida por aquí).

Es una historia que no tiene una trama muy complicada y además, por la forma en la que está escrita es una de esas novelas de lectura ágil, haciendo que no se haga pesada en ningún momento. Peeero, cuando a pesar de ello todo se vuelve demasiado predecible y ni siquiera los personajes, tanto protagonistas como secundarios, saben sacarlo a flote, la cosa se complica. 

—¿Qué hacía en tus sueños?

—Me desnudabas —dijo ella, y de nuevo recibió como recompensa esa sonrisa de la que le gustaba sentirse única dueña.

—Ah, eso. En mi sueño también pasaba.

Lo que viene siendo la historia de amor tampoco ha conseguido convencerme. Creía que me encontraría suspirando y enamoradita de ambos protagonistas y de su relación cada dos por tres y no, definitivamente no lo he hecho. Es una historia de amor, sí, pero aun siendo romántica, no he visto fluir y florecer esas chispas que hacen que ésta sea real. Me ha faltado algo para acabar convencida de ella. No sé, es un poco raro, pero quizás alguno de vosotros también lo haya experimentado alguna vez y sepa de lo que estoy hablando.

Tampoco me ha pasado desapercibido el hecho de que esta es la primera de las tres novelas que componen esta trilogía y que quizás en sus continuaciones consigan convencerme, por lo que tampoco es que le haga la cruz y descarte completamente el seguir con ella. Aun así, me lo pensaré bastante, ya que últimamente estoy con la vena puñetera y si una novela no consigue engancharme y hacerme perder la noción del tiempo, acabo dándola por perdida en un santiamén.



Nos leemos!!




¿Tienes algo que decir?

Publicar un comentario

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).