Reseña Corazones de acero de María José Tirado

04 marzo 2016


Corazones de acero
Autora: María José Tirado
Editorial: 
Titania
ISBN: 
978-84-16327-09-6
Páginas: 
448
Edición: 
Tapa blanda con solapas

Sinopsis:

Julia Romero es enfermera del equipo de urgencias del 061 de Sevilla. Su vida transcurre entre el trabajo y su relación secreta con Rubén, el mejor amigo de su hermano y médico de su equipo, relación que este no parece dispuesto a formalizar.

Austin Parker, miembro del equipo alfa del Team Six de los Seals, acaba de regresar de Afganistán. Su vida y la de Julia se cruzan tras ser apuñalado en la calle. Se trata de un hombre joven, corpulento, con una poblada barba rubia y unos espectaculares ojos azules. Un hombre cuyo torso y alma están marcados por profundas cicatrices.

Desde ese encuentro, Julia no podrá dejar de pensar en el americano. Pero Austin se prohibirá a sí mismo sentir algo por la joven enfermera. Está a punto de enfrentarse a la misión más importante de su vida y, por nada del mundo, quiere ponerla a ella en peligro.

Los DiHe son la más peligrosa organización criminal de toda Europa. Son salvajes, despiadados, se financian con la prostitución y el tráfico de seres humanos, y Julia está a punto de caer en sus redes, sin imaginar las consecuencias…



María José Tirado nació en Cádiz, en 1978, y creció en un pueblo de blancas fachadas y largas tardes de sol llamado Benalup-Casas Viejas, al que adora. Lectora empedernida, siempre ha escrito, desde muy niña. Debutó en la literatura con la trilogía de novela romántica paranormal Entre vampiros. En el año 2013 se proclamó como ganadora del IV Certamen Vergara – RNR con su novela Mangaka. Lágrimas en la arena, libro con el que se ha consolidado como una de las mejores autoras del género romántico en la actualidad. En octubre de 2015 se proclamó finalista del II Premio Titania con Corazones de Acero, una novela arriesgada y arrolladora. Además, es enfermera, repostera amateur, una apasionada de la naturaleza y, por encima de todo, la orgullosísima madre de dos pequeños que convierten cada uno de sus días en una mágica aventura. Puedes encontrarla en su blog De cuando Caperucita se comió al lobo. 


Corazones de acero ha sido finalista del premio Titania. He de decir que empecé leyendo la novela con cierta reticencia. María José Tirado no es una autora nueva para mí, pero lo último que leí de ella no termino de llenarme. Aún así después de leer la sinopsis, ver el booktrailer y descubrir la portada del libro (es muy monosa) me decidí a leerla, pues tenía muy buena pinta. 

La autora nos presenta a Julia, Julia es enfermera y vive en Sevilla, es una chica joven, que pesé a su juventud ya sabe lo que es perderlo todo o casi todo, lo único que le queda de familia es su hermano Hugo. 

Trabaja como enfermera en el 061, su trabajo allí le ha hecho ser una persona muy empática. Allí trabaja junto con Rubén y Pablo. Con Rubén tiene una relación a medias, pues este nunca se decide a dar el paso definitivo, pero Julia… Sigue ahí. 

En uno de los avisos, conocerá a Austin, un americano misterioso que pondrá su mundo patas arriba. Empezará a dudar de su relación con Rubén y eso que solo lo ha visto una vez.

Su mano se deslizó por el espacio entre el brazo y su cintura, rodeándola, y su nariz se pegó a la de ella, acariciándola con su aliento antes de besarla con suavidad. Su lengua se abrió paso entre los labios y ella respondió a su beso, sintiendo un cosquilleo nervioso en la boca del estómago. Suspiró con los ojos cerrados y, entonces, el gris azulado del iris del americano la deslumbró. Pensó en su boca, en los labios entreabiertos y voluminosos, en su torso desnudo, lleno de cicatrices, peligroso, sensual… Un jadeo ahogado escapó de su garganta cuando Rubén ascendía por sus pechos acariciándola bajo la blusa.

Abrió los ojos de golpe, consciente de que en su cabeza no le besaba a él, sino a Austin; consciente de que quienes la excitaban, quienes humedecían su interior, no eran los labios de su amante habitual, sino los del americano, y se apartó del joven médico como si sus manos quemasen.

Austin, es un SEAL, acaba de volver de una misión en Afganistán, y no está pasando por su mejor momento. Una carta le hará poner rumbo a Sevilla, donde le esperará la misión de su vida, pero lo que no espera es encontrarse allí a una enfermera, de ojos verdes y cabezota, que hará que se tambaleen todas sus convicciones. 

Una acción del pasado del SEAL, pondrá en juego la vida de algunas personas a las que ama, entre ellas Julia. 

Ambos lucharán de distinta forma en un misión muy peligrosa, ¿Lucharán en ella también en mantener a salvo sus corazones? 

La trama que nos presenta la autora es muy atrayente, con mucha acción y peligro. Esta la podríamos dividir en dos partes, la primera en la que Austin y Julia se conocen, y la segunda es donde se empieza a desarrollar la misión, donde la autora hace gala de su habilidad con la pluma desarrollando un tema de gran actualidad como es el comercio y abuso de mujeres y de niñas.

—Vas a matarme —dijo abandonando su cuerpo y retirándose el preservativo.

 —¿Yo a ti? —preguntó con la respiración aún acelerada—. Creo que yo ya estoy muerta, de placer.

 Le rodeó por la cintura con una mano y la otra se deslizó por su sexo relajado en una caricia ascendente que humedeció la palma de su mano.

 —¿Es que no has tenido suficiente?

 —No, claro que no. Lo quiero todo. Todo de ti.


 El deseo volvió a cegar su mirada azul.

Está contada por Julia en su mayoría, pero habrá momentos en que será la voz de Austin quien nos muestre lo que está pasando. Como he dicho anteriormente esto me gusta mucho, conocer lo que sienten y piensan ambos personajes, aunque en este caso ha sido en pequeñas dosis lo que hemos conocido de Austin.

En cuanto a los personajes, por desgracia, no he sabido empatizar con ninguno, ninguno me llegó a transmitir lo suficiente como para sentirme parte de ellos. Empaticé sólo con uno de ellos, y por desgracia para mí, sale muy poco en la novela.

La pluma de la autora, es muy buena, ha contado cosas con una maestría increíble, en algunas ocasiones se notaba que sabía de lo que estaba hablando. Sin embargo, ha habido ocasiones en la que la lectura, se me ha hecho pesada, no sé decir el porqué, más bien ha sido una sensación general.

A pesar de todo esto, es una novela a la que hay que darle una oportunidad, tiene amor, acción, un chico guapo y peligroso ¿Qué más se puede pedir?

Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar

9 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer este libro.
    ¡Muchas gracias por la reseña!
    ¡Besines!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    No conocía este libro ni a la autora.
    Lo cierto es que la portada es preciosa *-*, pero la trama no termina de convencerme, así que supongo que lo dejaré pasar.
    Gracias por la reseña.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Le tengo fichado y no descarto leerlo proximamente!
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  4. La portada de este libro me tiene enamorada. Me parece tan poster de peli...
    Tengo que leerlo jejeje

    ResponderEliminar
  5. Hola^^
    La verdad es que al comienzo no me terminaba de llamar la atención pero, tras ver el booktráiler me entraron muchas ganas de leerlo por lo que espero hacerme pronto con el, a ver que tal está pues no pinta nada mal.
    un besote

    ResponderEliminar
  6. Pues lo apunto y va directo a mi lista de deseos porque lo pones muy bien y que pinta más buena tiene.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola!! Lo tengo en mi lista de pendientes pero aún nose cuando lo voy a leer. Leí un libro de esta autora y me gustó mucho :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola!! Tengo ganas de leer este libro, he visto buenas reseñas sobre el.
    Gracias por la reseña, Un saludo :)

    ResponderEliminar
  9. Que pena que a veces se te hiciera pesada la lectura, mira que tiene pinta de tener mucha acción, yo tengo muchas ganas de leerla.

    Besos

    ResponderEliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).