Reseña Buscando a Audrey de Sophie Kinsella

20 abril 2016


Buscando a Audrey
Autora: Sophie Kinsella
Editorial: 
Puck
Páginas: 
288
ISBN: 
978-84-96886-51-3
Edición: 
Tapa blanda con solapas

Sinopsis:

A veces el mero hecho de salir de casa puede representar un enorme desafío…  Desde que sufrió un terrible episodio de acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a dar un paso fuera de su hogar o a relacionarse con nadie que no sea de su familia. Las gafas oscuras y la capucha de la sudadera se han convertido en sus mejores aliadas. Hasta que conoce a Linus, un compañero de videojuegos de su hermano mayor. Y experimenta una fuerte conexión que despierta en Audrey el intenso deseo de salir de su caparazón…  Un largo viaje acaba de empezar. Por suerte para ella, Audrey no tendrá que emprenderlo en solitario. Cuenta con la inteligencia de su psicoterapeuta, con el cariño de su familia, con el ingenio y el humor de Linus. Pero, por encima de todo, cuenta consigo misma. 



Sophie Kinsella es el pseudónimo que utiliza la escritora británica Madeleine Wickham para firmar algunas de sus obras, entre ellas la popular serie «Loca por las compras». Nació en Londres en 1969 y escribió su primera novela con solo veinticuatro años. Desde entonces se ha convertido en un éxito de ventas, tanto con las novelas escritas bajo pseudónimo como las que publica con su nombre real.


25375642
Cuando asistí a la presentación de novedades de Puck, Buscando a Audrey fue una de las novelas que más curiosidad me dio. Quizás os suene el nombre de Sophie Kinsella (o quizá no), pero vamos, que haciéndoos un corto resumen: es una de las escritoras de novelas románticas más divertidas que conozco. Y gustándome como me gustan todas esas novelas que consiguen hacerme reír a carcajadas, una nueva novela de esta autora adentrándose esta vez dentro del género juvenil, no podía obviarla de ninguna de las maneras.

He ido a por ella sin saber muy bien con qué iba a encontrarme. Por la sinopsis y lo que ya había oído sobre ella, sabía que trataba el tema del acoso escolar y que Audrey, la protagonista, es una chica que con tan sólo catorce años, ha pasado por una de estas horribles experiencias. También imaginaba que en esta novela se retrataría el cómo ella consigue superar todas esas vivencias y el dejarlas atrás, pero lo que no imaginaba es que el conocer a Audrey y ver todo su mundo, me encandilaría tanto.

[Representa que esto es una transcripción de un documental que está grabando Audrey] 

MAMÁ 
Pues entonces quiero que revises tus camisas. No sé qué les pasa. Chris, tú también puedes revisar las tuyas. 

Papá está atareado con su Blackberry. 

MAMÁ 
¿CHRIS? ¿CHRIS? 

Está tan absorto que no la oye. 

FRANK 
¿Papá? Familia, comunicarse, familia… 

Pasa la mano por delante de su cara y papá mira por fin, pestañeando. 

PAPÁ 
No, NO PUEDES salir esta noche. Estás castigado, jovencito. 

Mira nuestras caras de pasmo. Se da cuenta de que ha metido la pata. 

PAPÁ 
Digo… Llena el lavavajillas. (Lo intenta otra vez.) Digo… Pon tu ropa sucia en el cesto correcto. 
(Se da por vencido) 
Lo que te haya dicho tu madre.

25735056
No sabéis la de carcajadas espontáneas que he tenido al leer la cantidad de situaciones tan estrambóticas por las que pasa esta excéntrica, alocada y divertida familia. Con una madre capaz de hacer un drama de todo y que lleva a misa todo lo que aparece en el Daily Mail, un padre que a pesar de tener su propia y poco adulta opinión, prefiere seguir mejor la de su mujer con tal de no contradecirla; un hermano grande enganchado de manera bestial a un juego de ordenador;  una hija mediana que ha sufrido acoso escolar y ahora no es capaz de salir de casa ni quitarse las gafas de sol con las que va a todas partes y un hermano pequeño que es… bueno, adorable. Podría decirse que esta familia tiene de todo.

A pesar de lo que puede parecer, no os creáis la autora ha frivolizado algo tan grave como el acoso escolar, que no lo hace. A mi parecer, lo ha retratado bastante bien y no ha pecado ni de seria, ni de comedida. Simplemente, lo ha hecho ver de otra manera. Es decir, que en lugar de hacerlo desde el lado más oscuro, como podría ser hacernos vivir todo lo que sucedió de primera mano, prefiere explicar la historia del después: la de una chica, que tras todo lo sucedido y con mucha ayuda de todos los que le rodean, debe aprender a superarse a sí misma día tras día.

–¿Te acuerdas de aquellas navidades, cuando se pusieron malos? –pregunta mamá de repente–. ¿Cuando tenían dos y tres años? ¿Te acuerdas? Se hicieron caca en los calcetines de Navidad, había caca por todas partes y dijimos: «Esto no puede ser siempre así: tiene que ser cada vez más fácil». 

–Sí, me acuerdo. 

–Estábamos limpiándolo todo y decíamos: «Cuando sean mayores, será más fácil», ¿te acuerdas? 

–Sí. –Papá la mira con cariño. 

–Pues ojalá volvieran a cagarse. –Mamá se echa a reír, un poco histérica–. Ahora mismo, daría cualquier cosa por un poco de caca. 

–Yo sueño con caca –contesta papá con firmeza, y mamá se ríe aún más, hasta que se le saltan las lágrimas. 

Y yo retrocedo sin hacer ruido. Ya me haré luego mi chocolate caliente.

También cabe decir, que incluso sin contar con mucho protagonismo y de tenerla de la manera más inocente posible, también hay una pequeña historia de amor. Linus es un amigo de Frank, el hermano mayor de Audrey y aparece en la vida de ésta como por casualidad. No es un cliché andante, ni va a protagonizar un instalove en toda regla. Ni siquiera su relación con Audrey se ve forzada. Os dejo que lo comprobéis por vosotros mismos, pero a mí me ha gustado mucho el tipo de relación y la conexión que se establece entre estos dos.

Buscando a Audrey es una novela de lo más peculiar que se me ha hecho cortita. Tiene momentos muy divertidos y de lo más variopintos debido a esos personajes tan excéntricos y peculiares y además, también aporta una dosis de realidad tratando un tema muy peliagudo como es el acoso escolar. Sophie Kinsella puede sentirse orgullosa de haber probado con una novela juvenil. El resultado vale todo el esfuerzo que pueda haberle dedicado.



Nos leemos!!





Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar

13 comentarios:

  1. Pues lo cierto es que no conocía esta novela y con tu reseña me ha entrado curiosidad! Puede que le de una opotunidad =)

    Un saludoooo!

    ResponderEliminar
  2. He leído otros de Sophie Kinsella así que igual éste cae. Un saludo y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una novela romántica a las que nos tiene acostumbrados Sophie Kinsella, pero tiene su esencia. Solo por eso ya lo vale jiji

      Eliminar
  3. Tiene muy buena pinta! La situación en que vive la protagonista hace el argumento muy interesante :)

    Un abrazo desde lacajadej.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Me encanta Sophie Kinsella, no sabía nada de este libro, pero me lo apunto. Porque tiene que ser mío!!! jejejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me parece muy atrayente, la manera de tratar el acoso puede ser muy bonita, sin frivolidad pero más optimista?¿
    Gracias por la reseña :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, hola!
    A mi también me encantó el libro, es como tú dices, trata un tema bastante triste pero de una forma divertida. Eso sí, sin convertir el libro ni en un drama ni en una comedia. Lo que sí que eché en falta es que nos contara un poco de la experiencia de Audrey con el acoso. Sí, sé que si nos lo contaran no tendría el mismo efecto, ¡pero soy demasiado curiosa como para que me dejen así!
    ¡Un beso <3!

    ResponderEliminar
  7. A mi me encanta Kinsella, si decides intercambiarlo me avisas.

    ResponderEliminar
  8. Uy, no lo conocía pero ten por seguro que lo leeré. Se oye muy divertido, ameno y tierno; además que las historias que involucran el auto-descubrimiento me encantan :3
    Gracias por la reseña
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No conocía a la autora, pero por lo que comentas de este libro me llama mucho la atención. Tengo ganas de leer algo que me haga reír y pasar un buen rato. Seguro le daré una oportunidad. Besos

    ResponderEliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).