Reseña No me quieres, no te quiero de Victoria Vílchez

10 junio 2016

No me quieres, no te quiero 
Autora: Victoria Vílchez
Editorial: 
Ediciones Kiwi
Páginas: 
352
ISBN:
978-84-16384-42-6
Edición: 
Tapa blanda con solapas

Sinopsis:

Tessa sabe muy bien que el primer amor nunca se olvida, entre otras cosas, porque el destino parece empeñado en cruzar su camino una y otra vez con el de Alex, el chico que le robó el corazón cuando tenía tan solo dieciséis años. Su relación acabó mal, o más bien nunca terminó, y ahora han vuelto a encontrarse. Cinco años después, Tessa no está dispuesta a dejarse arrastrar por la tormenta de sentimientos que le provoca ese hombre repleto de tatuajes y con una sonrisa capaz de despojarla incluso de su voluntad. Pero una cosa es lo que ella quiera y otra muy distinta lo que su corazón no deja de susurrarle.

¿Podrán superar en esta ocasión el daño que se hicieron y todo lo que les sucedió en el pasado? ¿O están condenados a encontrarse y perderse una vez más? Traición, dolor, culpabilidad y una pasión que los empujará hacia el abismo y pondrá a prueba su amor.
  https://lh4.googleusercontent.com/-s1n-t6g3_XE/TWmafyGTxuI/AAAAAAAAAdc/nl0XP9BAgpw/s400/love+divider1.jpg

Victoria Vílchez nació en Santa Cruz de Tenerife en 1980. Licenciada en Biología por la Universidad de La Laguna y se especializó en biología marina. Amante de la lectura desde corta edad y aficionada a escribir cualquier cosa que le pasara por la mente, aunque no es hasta hace unos años cuando por fin decide escribir en serio y comienza a gestarse Bellator, su primera novela.

Autora de "Antes de que digas adiós", novela romántica New-Adult publicada bajo el sello Ebooks de Ediciones Kiwi. 

Biografía completa |
  https://lh4.googleusercontent.com/-s1n-t6g3_XE/TWmafyGTxuI/AAAAAAAAAdc/nl0XP9BAgpw/s400/love+divider1.jpg
"Aceptamos el amor que creemos merecer" 

Ser una gran fan de esta autora me lleva a estar al día de todo lo que va escribiendo e inevitablemente, enterarme de sus próximas publicaciones mucho antes de que estas sean publicadas. No me quieres, no te quiero no es una excepción; llevaba mucho tiempo en mi punto de mira y más cuando Victoria no deja de subir imágenes de sus personajes y citas del libro muy suculentas.

Por todo esto y más, el tener la oportunidad de participar en el libro viajero que organizó la propia Victoria con este libro ha sido una experiencia muy especial para mí. He sido la primera en la lista y aunque me daba un poco de reparo eso de ser la primera en escribir en el libro y estrenarlo junto la libreta, al final se me quitaron todos los miedos y disfruté mucho escribiendo a cada cosilla que leía, como si hubiese alguien a mi lado leyendo junto a mí y pudiese decirle lo que sentía en esos momentos. (Ya os haré una entrada en la que os pondré fotos que hice del libro y os explicaré un poquito mejor como fue todo cuando el libro viajero llegue a su fin, que no quiero estropear la sorpresa a las demás).

—Me gustaría decir que en algún momento llegué a olvidarte —prosigue, con un tono profundo que hace que todo mi cuerpo se estremezca—, pero estaría mintiendo. Te tengo metida bajo la piel, Teresa, demasiado profundo para que sea capaz de sacarte, y tampoco lo haría aunque pudiera. 

Los latidos de mi corazón se disparan y el pulso me late con fuerza en las sienes. Abro la boca para contestarle, pero no sé bien qué decir. No porque no tenga claro que le quiero, sino porque soy consciente de que decírselo es desnudarme ante él de una forma mucho más peligrosa que si simplemente me quito la ropa. Admitir que yo tampoco he podido borrarle de mi mente es entregarme a él, tirar los muros de protección abajo, y darle poder para destruirme. Puede que me esté poniendo demasiado dramática, pero sé lo que me digo: Álex siempre ha sido capaz de llevarme a lo más alto y, de idéntica forma, hundirme en el más profundo de los abismos. Nunca habrá término medio para nosotros.

Y ahora sí, centrándome de una vez en el libro veamos cómo os lo explico todo lo que os quiero decir
sin soltaros spoilers. Me da la sensación de que lo que más me gustaría decir está plagado de ellos, pero me controlaré.

Victoria presenta una novela New Adult algo diferente a lo que estoy acostumbrada. No es que no sea una novela romántica, que lo es, ni tampoco es que no tenga escenas subidas de tono que hagan catalogarlo al libro de esta manera, que las tiene. La diferencia radica en que por muy difícil que pueda llegar a parecer, esta novela no se centra en una historia de amor normal y corriente, sino en algo mucho más intenso. Es una novela en la que los protagonistas dan rienda suelta a sus sentimientos y anhelos más profundos y muestran a dos personas que sienten que no pueden vivir la una sin la otra, metidas de lleno dentro de una relación tóxica que no aporta nada bueno ni a él, ni mucho menos a ella.

—Hay cosas que escapan a cualquier explicación: la excepción que confirma la regla, lo imposible que se vuelve posible… Hay amores que duran toda una vida y otros que apenas llegan a unos pocos meses, pero ambos pueden ser verdaderos. La realidad es que sentimos lo que sentimos, independientemente del tiempo que hace que conocemos a esa persona.

No es que haya llegado a sentirme identificada con ninguno de los personajes en particular, aunque sí debo admitir que me han gustado unos más que otros (ejemZacejem). Aun así, al contrario de lo que me pasa otras veces, eso no me ha hecho sufrir menos. Alex y Tessa tienen un pasado en común un tanto peculiar.

Enterarme de todo lo que sucedió me hizo entrar en una especie de debate conmigo misma. No lo veía bien, porque aunque no me he encontrado en esa situación, siendo como soy no es algo que seguramente yo llegase a aceptar, pero tampoco me pareció correcta la reacción posterior. Más bien me pareció exagerada y desmesurada y llegué a enfadarme mucho por todo lo que sucedía a causa de eso y justamente esto, es lo que me ha hecho querer matar a un personaje y no al otro. Y lo peor de todo ello es que lo que sucede aquí no es un caso aislado, sino que hay muchas parejas que por desgracia, conviven así. (Por cierto, seguramente los que no hayáis leído la novela no estéis entendiendo nada de lo que estoy diciendo, ¡pero es que no quiero estropeároslo! Os prometo que cuando lo leáis, tendrá sentido).

El tiempo no lo cura todo, esa es una mentira que se repiten los que están desesperados por olvidar, pero sí consigue poner en espera los sentimientos y las emociones. Apartas los recuerdos y los recluyes en una zona de tu mente a la que, con suerte, solo accedes en esas noches en las que te cuesta conciliar el sueño. Al final, logras vivir y seguir adelante aunque sepas que hay una parte de ti que malvive como puede. Haces balance y llegas a la conclusión de que eres más o menos feliz, y procuras no mirar atrás.

Y aquí viene cuando tengo que decir un spoiler sobre lo que sucede al final antes de explotar. Es más bien una opinión personal, pero como tiene que ver con el final del libro, leedlo bajo vuestra responsabilidad: Sinceramente, espero que con ese final, Victoria decida que Tessa envíe de una vez por todas a Álex a tomar vientos y se quede con Zac, que es un amor y la quiere de verdad tal y como es ella. Álex no hace más que machacarla y machacarla y le hace perderse a sí misma. Quizás eso cuente como una experiencia, pero es como aprender a golpes y no sé si merece la pena… Pero bueno, como parece que al final ha abierto los ojos, yo voto porque el segundo libro sea fangirleo puro y duro de Tessa y Zac. Me encantaría. Fin.

En definitiva, No me quieres, no te quiero es para mí la apuesta más arriesgada, emotiva y acertada de Victoria. He disfrutado, sufrido, reído… me he enfadado e indignado tanto conmigo misma por mi debate interno sin final, como con los personajes del libro y todo a partes iguales. Acabar el libro me ha dejado hecha un caos de emociones. Me ha sorprendido porque yo creía que los tiros irían por otro lado, pero por cómo ha sido, me ha gustado muchísimo más de lo que creía. Si la espera para tener la segunda parte veo que se me hace muy larga, tendré que ir a Tenerife a buscar a Victoria, que además, tras esos escenarios tan bonitos que ha descrito en la novela, ganas de ir no me faltan.

  https://lh4.googleusercontent.com/-s1n-t6g3_XE/TWmafyGTxuI/AAAAAAAAAdc/nl0XP9BAgpw/s400/love+divider1.jpg

Y por cierto...



Nos leemos!!





¡Muchas gracias a Victoria tanto por organizar este libro viajero y contar conmigo, como por encima incluirme en los agradecimientos! ¡¡¡Es todo un verdadero honor!!! 

7 comentarios:

  1. Solo he leído un libro de esta autora y tengo ganas de leer algo más de ella

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    Me alegro de que te haya gustado tanto, yo aún no he leído nada de la autora y no es algo que me plantee hacer por ahora ya que sus novelas no me terminan de llamar la atención.
    un besote enorme!

    ResponderEliminar
  3. Tendré que leerlo pronto que ya veo que es una historia genial, gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado tanto ^^ Ay...qué bien estáis poniendo esta novela y yo todavía no he leído nada de la autora T_T Quiero leer casi todas sus novelas pero ESTA ES LA QUE MÁS ME LLAMA y creo que es la que más disfrutaré porque tiene muy muy buena pinta :3 Espero leerla pronto porque sino se me van a empezar a acumular sus novelas y bajo ningún concepto quiero eso, así que nada...espero que me guste ^^

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Deseando leerlo!! Me muero del ansia de que me llegue jajaja

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de la autora pero ganas no me faltan *-*
    Me muero por adentrarme en alguna de sus historias, porque hay unas cuantas que me llaman mucho la atención.
    ¡Me alegra que lo hayas disfrutado tanto! :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchas ganas de comenzar con este libro, pero últimamente leo apenas nada joo..

    Besos

    ResponderEliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).