Reseña Una libra de carne de Sophie Jackson

06 junio 2016

Una libra de carne
Autora: Sophie Jackson
Editorial: 
Esencia
Páginas: 
464
ISBN: 
978-84-08-15454-9
Edición: 
Tapa blanda sin solapas

Sinopsis:

Wes Carter, el preso más problemático y sexi de la cárcel, se apunta a un curso de Literatura para que le concedan la libertad condicional. Allí coincide con la profesora Kat Lane, la niña a la que salvó del ataque de unos pandilleros quince años atrás. Desde el primer momento se desata una irrefrenable atracción entre ellos. Carter siempre mantiene a los demás a distancia; es tan guapo como peligroso, y tan misterioso como inteligente. Sin embargo, Kat derriba sus defensas y lo desafía a que deje salir al hombre que se esconde tras esa intimidatoria fachada. Saben que el suyo es un amor prohibido, pero ninguna ley podrá impedir que las barreras emocionales se desmoronen. Pero ¿qué pasará cuando Kat descubra el papel que Carter desempeñó la noche en que su padre fue asesinado? Una libra de carne es una historia de lealtad, de redención y de un amor arrebatador que supera todos los obstáculos.   



Durante el día trabajo como profesora de Lengua en un instituto, y de noche escribo historias sobre chicos malos y las mujeres de las que se enamoran.
Siempre me ha encantado leer. De niña, mi madre me llevaba a la librería del barrio a comprar libros. Con sólo cinco años inicié mi propia biblioteca en el estante de mi habitación, y al empezar el colegio descubrí que me encantaba escribir.
Mientras crecía, no encontré nada que me inspirara lo suficiente como para crear mis propias historias. Tenía muchas ideas, pero nunca llegué a empezar nada, y la falta de tiempo me servía de excusa.
Todo cambió cuando tres de mis alumnos me trajeron un ejemplar de Crepúsculo. Me rogaron que lo leyera y lo hice, de principio a fin en un solo día. Devoré los otros tres títulos y luego volví a empezar y releí la saga entera. Me había enganchado tanto que necesitaba saber más sobre los personajes; verlos en situaciones distintas, siguiendo otras tramas. Y fue entonces cuando descubrí <FanFiction.net>, una página en la que se esconde un talento increíble.
Pasé semanas metida en la madriguera de FanFictions de Crepúsculo y, cuantos más leía, más ganas tenía de escribir mi propia versión. Me sentía inspirada.
Soy una romántica sin remedio y me vuelven loca las historias de amor. Por eso me decidí a escribir. Una libra de carne es el resultado.
Encontrarás más información sobre mí y mi obra en:


29009989La primera vez que vi el libro Una libra de carne fue porque una amiga me pasó el enlace de amazon para que lo viera como novedad, y como no, me gustó.  Su sinopsis era muy atrayente, no tanto como su título y su portada (¿en qué estaban pensando los editores?), pero pudo más lo que leí en la parte trasera que todo lo demás.

Kate Lane vive atormentada por lo que pasó muchos años atrás, las pesadillas vuelven a ella cada noche para recordarle lo que vivió en el callejón donde mataron a su padre siendo ella una niña. Recuerda los disparos, los gritos, las ganas de salir corriendo a socorrer a su padre… Pero los brazos de un niño que la mantuvo a salvo no le dejaron ir en su busca, dejándola a ella a salvo y llenando su cabeza de remordimientos. Ahora, a sus 24 años, es profesora de literatura en Arthur Kill donde da clases a aquellos que podrían ser del mismo perfil que los asesinos de su padre. Pensareis que está loca, pero todo ello tiene una razón de ser, y es alejarse sus miedos y sus pesadillas, aunque haciendo esto esté alejando a su madre y a su entorno más inmediato, pues ellos no comprenden cómo una mente tan brillante como la de Kate está desperdiciando su talento en un lugar como Arthur Kill.

Wesley Carter ha tenido una vida bastante dura, solitaria, llena de desprecios y que le han hecho ser como es ahora, un ser que no confía y no espera nada de nadie.  A lo largo de los años ha ido acumulando malas decisiones, desde robo de coches a posesión de drogas. Su expediente es todo un festín para las autoridades. Ahora está preso en Arthur Kill a un paso de conseguir la libertad condicional, pero para ello deberá demostrar que está progresando en su modo de comportarse. Para ello su psicólogo le propondrá apuntarse a una de las clases, pero el carácter de Carter es demasiado fuerte y no dura mucho tiempo, pero su ansia de salir en libertad es más fuerte y tendrá que darse otra oportunidad en nueva clase, ahí es donde conocerá a la señorita Lane, y empieza la historia.

—¿Qué? —Kat ladeó la cabeza. 

—Ven —respondió él con una sonrisa. 

Sin dudarlo, ella le dio la mano. El contacto de su piel le hormigueó a lo largo del brazo, como si fuera un relámpago. Carter tiró para ayudarla a levantarse y la llevó hacia la estatua de Alicia. Le rodeó la cintura con una mano y le cogió la otra, mientras empezaba a moverse de lado a lado. 

Kat lo miró confusa. 

—¿Qué haces? Carter levantó un brazo y le hizo dar una vuelta lenta. 

—Estoy bailando contigo. 

Le apoyó la mano con más fuerza en la parte baja de la espalda y la inclinó hacia atrás hasta que ella soltó un grito y se aferró a sus hombros. Los dos se echaron a reír cuando él le devolvió la verticalidad y Carter dio un silencioso grito de alegría cuando ella apoyó la mejilla en su pecho. 

—¿Eso... eso que tarareas es Otis Redding? 

Él se ruborizó.

—Ejem, sí, eso creo. Me parece que es These Arms of Mine. No estoy seguro. ¿por qué? 

Kat se echó a reír.

25962635
Toda la convicción de Carter de no esperar nada de nadie ni confiar en nadie se echa por tierra cuando conoce en su clase a la señorita Lane y se da cuenta de que ella no es otra que su melocotones, aquella niña pelirroja y asustadiza a la que salvó 16 años atrás en un callejón del bronx.

Ni la historia de amor, ni la vida de Kate y Carter serán un camino de rosas, pues mientras él siga en libertad condicional no podrá tener nada que ver con su profesora, ya que ella sigue siendo parte del personal de Arthur Kill. Además, los prejuicios sobre el pasado de Carter serán una losada en su relación, pues el pasado por mucho que se quiera no se puede cambiar.

La historia está contada tanto por Carter como por Kate, pero estará más presente la narración por parte de Kate. Siempre he dicho que saber los entresijos de la mente de ambos personajes me encanta, porque así se pueden comprender mejor sus actos y sus actitudes hacia ciertas situaciones.

—Lo siento —susurró ella, abrazándolo con tanta fuerza que el agua de su camiseta le mojó los nudillos. ç

A él se le hizo un nudo en la garganta.  

Gradualmente, Kat fue levantando las manos hasta su cuello, recorriéndole todo el pecho. Por último, alzó la cara. 

—Lo siento —repitió. —Le agarró la camiseta con sus manos menudas y él sintió su aliento en la clavícula—. Yo, oh, Dios, Carter, lo siento mucho. 

Él trató de aclararse la garganta para librarse del gran nudo de emociones que se le había formado al oír sus disculpas. Con cada nueva palabra que murmuraba, un ladrillo del sólido muro que Carter había ido construyendo alrededor de su corazón caía al suelo. 

—No necesito una toalla, te necesito a ti —le dijo temblorosa—. Te necesito tanto... 

Carter apoyó la cabeza en la de ella. 

—Melocotones. —La abrazó con fuerza—. Me tienes. —Le retorció la parte baja de la camiseta—. Siempre me has tenido. 

Ella se mordió el labio y le acarició con delicadeza la mejilla que antes le había golpeado. 

—Igual que tú a mí.

Los personajes están super bien definidos y me han encantado. Muchas de las veces que han actuado de manera distinta a lo esperado ha sido un soplo de aire fresco que me ha gustado bastante.

En cuanto a la pluma de la autora, esta es simplemente maravillosa. No llega a ser de esas que quieres seguir leyendo sí o sí, pero como la trama es tan novedosa (al menos para mí) el tema carcelario hace que no quieras abandonar el libro.

En definitiva, Una libra de carne es una historia romántica y no ERÓTICA que recomiendo a todo el mundo.


Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar

2 comentarios:

  1. Siguen sin llamarme este tipo de relatos, pero igualmente has hecho una entrada muy buena, me gusta cómo te expresas. Nos seguimos leyendo, un muack!

    ResponderEliminar
  2. Pues no conocía esta novela pero tiene muy buena pinta, así que me la apunto.
    ¡Gracias por la reseña! :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).