Reseñeando un dorama: Jealousy Incarnate

22 marzo 2017

Hola holaaaaaaaaaaaa

No puede ser que haya tardado tanto tiempo en traeros la reseña de un dorama. Siempre voy diciendo que ya escribiré las reseñas que tengo pendientes, pero nunca me pongo con ellas. Soy un caso, lo sé. Intentaré solucionarlo hoy (aunque solo sea un poquito), trayéndoos la reseña de Jealousy Incarnate o un dorama también conocido como Don't Dare To Dream. Uno de esos doramas que aparenta ser poquita cosa, pero que tiene mucho que enseñar. 


Jealousy Incarnate
Comedia romántica, drama
24 episodios

Lee Hwa Shin, un guapo, inteligente y ocurrente presentador de noticias. Es un reportero veterano que es muy bueno obteniendo información. En resumen, él es el “hombre perfecto”.

Pyo Na Ri, una reportera del tiempo que carece de conexiones con otros. Ella es una chica inocente y alegre que no puede decirle no a nadie. Siempre busca el amor desesperadamente, incluso si es uno malo.


Que un dorama esté protagonizado por autores que me gustan mucho, siempre es un plus para verlos. Un gran, gran plus. En Don't Dare to Dream, dichos actores no son otros que Gong Hyo Jin como Pyo Na Ri, (protagonista también de uno de mis doramas favoritos, Master's Sun u otros genial como It's Ok it's Love) una chica que me encanta cada vez más a cada trabajo suyo que veo y Jo Jung Suk como Lee Hwa Shin, otro actor del que he visto los poquitos doramas en los que ha participado hasta ahora y he acabado enamoradísima con su gran trabajo. Además, como el tercero en discordia se encuentra Go Kyung Pyo como Go Jung Won, al que conocí en Flower Boy Next Door.

Teniendo estos actores, tenía claro que si este dorama me gustaba, ya podía contar con 24 capítulos o con 50, que yo iba a acabar viéndolo igual. Y es que este es uno de esos doramas que me gustaría recomendar a todo aquel que busque algo diferente. Es una comedia romántica, pero con un toque muy original al tocar un tema muy peliagudo de la forma más irónica posible y con mucho humor de por medio. Y ojo, que eso no significa que traten el tema con frialdad ni quitándole toda la importancia que tiene y se merece. Al contrario. Pero es su forma de enfocarlo lo que hace que sea diferente a los demás.

Lo que llevé peor de todo es que vi este dorama en una temporada en la que podía verme todos los capítulos seguidos que quisiera y empecé a verla cuando todavía estaba en emisión (siempre acabo picando...) y me quedé a pocos capítulos de terminarla. Eso me hizo entrar en una especie de obsesión por ver una y otra vez las escenas más bonitas del dorama (y las que más esperaba, que son geniales). Y si alguien como yo entra en esa rueda de desesperación por ver un nuevo capítulo, es que el dorama realmente merece la pena.

Normalmente, por mucho que un dorama esté en emisión, si no tengo más capítulos para ver, pues me cabreo conmigo misma y me paso a otra cosa mientras tanto, pero es que con este dorama no pude. Necesitaba ver y saber más de estos personajes, seguir viendo su evolución y disfrutando de sus actuaciones con una gran sonrisa (encima me quedé a la mitad en un punto que bufffff...).

¿Y sabéis por qué me veía así? Porque la trama en general del dorama está muy lograda y engancha, sí, pero es que la historia de amor es de las que te hacen saltar de la emoción a cada paso que dan los protagonistas el uno hacia el otro.

Pyo Na Ri lleva años enamorada Lee Hwa Shin, pero él pasa de ella totalmente. Incluso cuando ella le ayuda mucho con un problema del que nadie más podría haberle ayudado tanto como ella hace, él parece seguir en sus trece y seguir ignorándola. Hasta que ella decide seguir adelante con su vida y empieza a salir con un chico encantador que la quiere con locura: Go Jung Won, el mejor
amigo de Hwa Shin. ¿Pero ahí acaba la cosa? ¡No! Porque Hwa Shin parece darse cuenta de que ha perdido algo que no valoraba y lo quiere de vuelta, pero claro, ahora pertenece a su mejor amigo. Y Na Ri se da cuenta de ello. Y ahora es cuando Hwa Shin lo pasa mal tras todo lo que le hizo pasar a Na Ri pero no puede evitarlo. Y... nono, mejor ya no os digo nada más que se me va la mano explicándolo todo. Lo único que añadiré es que aunque tenga toda la apariencia, esto no es el típico triángulo amoroso.

Es por ello que este dorama me parece digno de ser destacado, puesto que derrocha originalidad incluso tratando temas algo comunes. Al igual que con ese tema tan particular del que he hablado antes, la parte romántica también puede considerarse algo diferente a lo habitual. Además, ¡es taaaaaan adorable! Los besos; los momentazos que deja para el recuerdo; la química tan palpable que tiene esta pareja y que no da ni un minuto de descanso; esa relación que se forja desde el principio lentamente, dando a conocerla desde el principio y haciéndonos partícipe de ella de una forma especial... Esas son las historias que más me gustan y disfruto como una enana y Jealousy Incarnate lo cumple todo con creces.


Teaser:



Escena épica:
(Esta escena la pongo salvajemente por aquí, para en caso de que no me creáis todo lo que digo sobre la química bestial y lo genial que es esta pareja y no os importen los spoilers de los besos, me creáis del todo)


Nos leemos!!

4 comentarios:

  1. Oye, pues yo que no frecuento este tipo de historias me he quedado un poquito atrapada con la mirada de ese chico y lo que cuentas, por aquello de que va más allá de lo de siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vale, lo vale. Los actores son muy buenos!!❤

      Eliminar
  2. Holii ^^
    La verdad es que a mí la actriz principal no me gusta (ya se que mucha gente la ama, así que no me mateis xD) pero aun así este drama me pica la atención. No se que tiene que llama mi atención. Y con esta pedazo de reseña me entran muchas más ganas de verla. Confiaré en tu opinión y espero que me enamore tanto como a ti.
    Un besin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiii, a mí me encanta​ esta actriz😍😍
      Bua, ahora como no te guste no me mates tu a mí, ¿ehhhh? XD

      Eliminar

¡Sentíos libres de comentar a placer! Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos (excepto los dañinos, el spam y derivados, a los que eliminaré con una sonrisa maliciosa en la cara).